6.3. ACOPLAMIENTOS MÓVILES:


En los anteriores sistemas, los árboles deben estar perfectamente alienados; además, cuando se requiere una parada por mantenimiento o rotura, hay que parar todo el mecanismo, pues no son desacoplables en marcha.
Este inconveniente limita en gran medida su campo de aplicación, por lo que se han creado otros tipos de acoplamientos que evitan esta dificultad.
En el mercado existe gran variedad de ellos.